¿Cómo armar el cubo de Rubik?

El cubo de Rubik es un rompecabezas que ha desafiado a muchas personas desde su creación en 1974. Aunque puede parecer difícil de resolver, con la práctica y la paciencia adecuadas, cualquiera puede aprender a armarlo. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo armar el cubo de Rubik y te enseñaremos los distintos métodos que existen para hacerlo. ¡Empecemos!

Paso 1. Resolución de la cruz superior (blanca)

El primer paso es resolver la cruz superior del cubo, que está compuesta por los colores de una de las caras. En otras palabras, nuestro objetivo es hacer una cruz blanca en la parte superior del cubo. Para hacer esto, debes seguir los siguientes pasos:

  • Observa la cara superior cuidadosamente. Encuentra la pieza central blanca y colócala en la parte superior del cubo.
  • Busca en el cubo una pieza que tenga una arista blanca y un color diferente en cada lado. Coloca esta pieza en la cara superior de manera que la arista blanca quede en línea con la pieza central blanca.
  • Gira la capa superior del cubo para que la arista blanca se alinee con la pieza correspondiente de la segunda capa del cubo.
  • Gira la capa inferior del cubo para que la pieza blanca y la arista blanca queden alineadas en la posición correcta. Haz esto para todas las aristas de la cruz blanca.

Paso 2. Completar la cara superior

Una vez que hayas terminado la cruz blanca, el siguiente paso es completar la capa superior del cubo. Para hacer esto, debes seguir los siguientes pasos:

  • Busca una pieza en la capa superior que no tenga el color blanco y que tenga una arista en línea con la segunda capa en algún lugar del cubo. Luego, coloca la pieza en la parte inferior del cubo frente a su posición correcta y haz lo siguiente:
    • Girar la capa superior para que la pieza quede sobre la posición correcta.
    • Girar la capa inferior para sacar la pieza de la parte inferior del cubo y llevarla a la posición correcta.
    • Girar la capa superior para que la pieza vuelva a su posición en la capa superior.
  • Repite el proceso con todas las piezas que no tienen el color blanco en la capa superior, hasta que la capa superior esté completa.

Paso 3. Completar la segunda capa

Una vez que hayas completado la capa superior, el siguiente paso es completar la segunda capa del cubo. Para hacer esto, debes seguir los siguientes pasos:

  • Gira el cubo de manera que la capa inferior tenga dos colores diferentes.
  • Busca una arista que tenga un color que coincida con el color de la pieza central de la cara frontal. Coloca la pieza en la posición correcta enfrentando el color frontal y haz lo siguiente:
    • Gira la capa inferior para que la pieza esté debajo de la posición correcta.
    • Gira la capa frontal para que la pieza forme una línea con su posición correcta.
    • Gira la capa inferior de nuevo para que la pieza suba a su posición correcta.
  • Repite el proceso para todas las aristas de la segunda capa.

Paso 4. Conseguir una cruz en la cara amarilla

El siguiente paso es conseguir una cruz en la cara amarilla del cubo. Para hacer esto, sigue los siguientes pasos:

  • Gira el cubo de manera que la cara amarilla quede en la parte superior.
  • Observa la cruz amarilla. Si hay una arista amarilla en su lugar correcto, gira la capa inferior del cubo hasta que la arista esté debajo de su posición correcta.
  • Aplica el siguiente algoritmo:
    • Fi – U – R – Ui – Ri – F
  • Repite el proceso hasta que todas las aristas estén en su posición correcta.

Paso 5. Extender la cruz a la última capa

Una vez que tengas la cruz amarilla en su lugar, el siguiente paso es extender la cruz a la última capa del cubo. Para hacer esto, sigue los siguientes pasos:

  • Coloca la arista correspondiente de la última capa en la posición correcta.
  • Gira el cubo de manera que la arista esté en la parte superior.
  • Aplica uno de los siguientes algoritmos:
    • F – U – R – Ui – Ri – Fi
    • R – U – R i – U – R – U – R i – U – R – U i – R i
  • Repite el proceso hasta que todas las aristas de la última capa estén en su posición correcta.

Paso 6. Colocar los últimos vértices (sin orientar)

Una vez que hayas extendido la cruz a la última capa, el siguiente paso es colocar los últimos vértices sin orientar. Para hacer esto, debes seguir los siguientes pasos:

  • Gira el cubo de manera que haya un vértice sin orientar en la parte superior y a la izquierda.
  • Aplica uno de los siguientes algoritmos:
    • R – U R i – U – R – U – R i
    • R i – F – R i – B B – R – F – R i – B B
  • Repite el proceso hasta que todos los vértices sin orientar estén colocados en su posición correcta.

Paso 7. Orientar los vértices (OPLL)

El último paso para armar el cubo de Rubik es orientar los vértices, también conocido como OLL (siglas en inglés de “Orient Last Layer”). Para hacer esto, debes seguir los siguientes pasos:

  • Gira el cubo de manera que haya dos vértices opuestos orientados en la parte superior.
  • A continuación, aplica uno de los siguientes algoritmos:
    • R – U – Ri – U – R – U2 – Ri
    • F – R – U – Ri – Ui – Fi
  • Repite el proceso hasta que todos los vértices estén orientados correctamente.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el método más rápido para armar el cubo de Rubik?

El método más rápido para armar el cubo de Rubik es el método Fridrich, también conocido como CFOP (siglas en inglés de “Cruz, F2L, OLL, PLL”). Este método requiere un promedio de unos 56 giros para resolver el cubo, pero hay que memorizar más de 50 algoritmos. Quienes lo dominan logran tiempos sub-20 (por debajo de 20 segundos) e incluso sub-10 si practican como verdaderos speedcubers.

¿Cuántos algoritmos tiene el método Fridrich?

Hay 120 algoritmos en el Fridrich completo, y en el Fridrich reducido hay cerca de 70 algoritmos menos, pero teniendo que realizar más pasos.

¿Cuáles son los métodos para armar el cubo de Rubik?

Existen dos métodos principales para armar el cubo de Rubik. Ambos parten del “Método de Cruz”, que consiste en crear una cruz en una cara. El primero de ellos es el método Fridrich, que requiere la memorización de muchos algoritmos y que se basa en resolver el cubo por capas. El segundo es el método Petrus, que es más intuitivo y se basa en la construcción del cubo por bloques.

¿Cuánto cuesta un cubo de Rubik?

El precio de un cubo de Rubik varía dependiendo de la marca, el modelo y la calidad del cubo. En general, puedes conseguir un cubo de Rubik estándar por alrededor de $10, mientras que los modelos de alta gama pueden costar hasta $50 o más.

Armar el cubo de Rubik puede parecer una tarea imposible al principio, pero con la práctica y la paciencia adecuadas, cualquiera puede aprender a hacerlo. En este artículo, te hemos enseñado paso a paso cómo armar el cubo de Rubik y te hemos presentado los distintos métodos que existen para hacerlo. Esperamos que esta guía te haya sido útil y que logres armar el cubo de Rubik con éxito. ¡Ánimo!

Más contenido interesante: