¿Cómo arreglar una cisterna de botón?

Si tu cisterna de botón está averiada, es probable que no sepas por dónde empezar para arreglarla. No te preocupes, aquí te daremos los pasos a seguir para reparar una cisterna de botón de manera rápida y sencilla.

Paso 1: Quítale la tapa a la cisterna

Lo primero que debes hacer para reparar una cisterna de botón es quitar la tapa. Es importante que justo antes de quitarla cortes el suministro de agua de la cisterna para que no te mojes mientras manipulas su interior.

Paso 2: Localiza el problema

Una vez que hayas abierto la cisterna, es hora de buscar el problema. Si la cisterna gotea, quizás necesites cambiar la válvula de llenado o la válvula de descarga.

Si la cisterna no descarga correctamente, deberás revisar el mecanismo del botón, el flotador y la cadena. En ocasiones, el problema puede ser simplemente que el flotador se ha desajustado y no deja que la cisterna se llene adecuadamente.

Paso 3: Repara o sustituye las piezas dañadas

Una vez que hayas localizado el problema, es hora de reparar o sustituir las piezas dañadas. Si necesitas cambiar una válvula, asegúrate de que tienes la pieza correcta y sigue las instrucciones del fabricante cuidadosamente.

Preguntas frecuentes

¿Por qué gotea mi cisterna?

Si tu cisterna gotea, puede ser porque la válvula de llenado no corta el agua cuando debe o porque la válvula de descarga no cierra correctamente. Si quieres saber cuál es el motivo que provoca el problema, debes abrir la cisterna para comprobarlo.

¿Cómo quitar la cal de la cisterna del water?

Si tienes problemas de cal en la cisterna del water, puedes mezclar bicarbonato y vinagre con agua. Deja actuar la mezcla durante unos 30 minutos y luego limpia o vacía el agua del WC. Si observas que no está lo suficientemente limpia, repite el proceso cada 30 minutos. También puedes usar zumo de limón o productos específicos para eliminar la cal.

¿Cómo funcionan los inodoros de dos botones?

Los inodoros de dos botones tienen un sistema de doble descarga que permite un ahorro en recursos naturales y resulta beneficioso en la economía del hogar. El botón más pequeño libera una descarga más pequeña para el uso diario, mientras que el botón grande libera la descarga completa para momentos de mayor necesidad. De esta forma, se consigue un ahorro de agua y de dinero.

Con estos consejos, ya deberías saber cómo arreglar una cisterna de botón sin problemas. Si el problema persiste, siempre puedes consultar a un profesional para que te ayude. No te olvides de seguir las instrucciones del fabricante y de cortar el suministro de agua antes de manipular cualquier pieza. ¡Buena suerte con tu reparación!

Más contenido interesante: