¿Cuál es la diferencia entre el durazno y el melocotón?

Los términos durazno y melocotón se utilizan indistintamente para referirse a una misma fruta, pero ¿realmente son iguales? En este artículo profundizaremos en las diferencias entre estas dos deliciosas frutas.

Orígenes y variedades

Origen del durazno y el melocotón

Ambos frutos pertenecen a la misma especie, Prunus persica. Originalmente, se cree que el durazno se originó en China, mientras que el melocotón proviene de Persia.

Variedades de durazno y melocotón

Existe una amplia variedad de duraznos y melocotones, algunos más dulces que otros y con diferentes características físicas. Las variedades más comunes incluyen el durazno amarillo, blanco y rojo, así como el melocotón amarillo y blanco.

Diferencias físicas

Piel

La piel del durazno es aterciopelada mientras que la del melocotón es lisa y más brillante. También, la piel del melocotón es más fácil de pelar que la del durazno.

Tamaño

El durazno suele ser más pequeño que el melocotón, pero esto puede variar dependiendo de la variedad específica.

Sabor

El sabor del durazno es más ácido mientras que el del melocotón es más dulce.

Textura

La textura de ambos frutos es similar, aunque la carne del melocotón puede ser un poco más suave.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de semilla tiene el durazno?

El durazno posee una única semilla encerrada en una cáscara dura, el «hueso». Es importante destacar que esta semilla es venenosa.

¿Qué diferencias hay entre el durazno y el chabacano?

El chabacano es una variedad más pequeña y dulce que el durazno, su piel es totalmente lisa y su hueso es utilizado en la medicina tradicional.

¿Qué diferencias hay entre el durazno y el damasco?

Aunque se les conoce comúnmente como durazno y damasco, en realidad no hay ninguna diferencia entre ambas frutas, ya que ambas son variedades del mismo Prunus persica.

¿Cómo se llama la planta del durazno?

La planta del durazno se conoce con el nombre científico Prunus persica, perteneciente al género Prunus de la familia Rosaceae.

¿Qué otros nombres recibe el durazno?

Además del nombre común de durazno o melocotón, esta fruta recibe otros nombres según la región, como «albérchigo», «abridor», «fresquilla», «pavía» y «nectarina».

En conclusión, aunque el durazno y el melocotón son similares, existen diferencias notables en su piel, tamaño, sabor y textura. Ambos son frutas deliciosas y nutritivas, que pueden ser disfrutadas de múltiples maneras en la cocina.

Más contenido interesante: