¿Qué es la tartrazina y qué daños produce en el organismo?

La tartrazina es un colorante artificial perteneciente a la familia de los colorantes azoicos, es decir, aquellos que contienen el grupo azo: −N=N−. Es ampliamente utilizado en la industria alimentaria para dar color a los productos procesados y es comúnmente conocido como Amarillo Número 5.

Es muy utilizado en la producción de postres, bebidas refrescantes y alcohólicas, snacks e incluso salsas y aderezos, como la mostaza. También es frecuente encontrar la tartrazina en preparados para paella o comida mexicana.

La industria de refrescos es una de las que más colorantes alimentarios emplea, y la tartrazina está presente en productos como caramelos, alimentos para animales, gelatinas, helados, ciertos postres, cereales y panes, snacks, salchichas (en su superficie) y condimentos para ensaladas.

¿Qué daños produce la tartrazina en el organismo?

La tartrazina tiene numerosos efectos secundarios en el organismo, algunos de ellos pueden ser muy dañinos para la salud:

  • Reacciones alérgicas: Sobre todo en personas asmáticas y con sensibilidad a la aspirina. Pueden causar dificultad respiratoria, urticaria, hinchazón del rostro y otros síntomas.
  • Impacto en la hiperactividad: Algunos estudios sugieren que el consumo de tartrazina puede ser un factor contribuyente a la hiperactividad en los niños.
  • Liberación de histamina: La tartrazina puede actuar como un liberador de histamina en personas sensibles, lo que puede provocar síntomas como sudores, dolor de cabeza, rubor, calambres abdominales, diarrea y vómitos.
  • Alergias de la piel: La tartrazina ha sido asociada con eczema y urticaria en personas sensibles.
  • Provoca insomnio: La tartrazina puede afectar el sueño y provocar insomnio en algunas personas.

¿Qué alternativas existen a la tartrazina?

Existen alternativas naturales para dar color a los alimentos, como la cúrcuma, el azafrán, el jugo de remolacha, la espirulina o el jugo de zanahoria.

También es posible utilizar colorantes naturales sintéticos como el ácido carmínico, el licopeno o el clorofila, que presentan menor riesgo para la salud que los colorantes artificiales.

¿Cómo puedo evitar el consumo de tartrazina?

Para evitar el consumo de tartrazina, se recomienda leer la etiqueta de los productos alimentarios y elegir aquellos que no contengan colorantes artificiales. Es importante destacar que en algunos países, la tartrazina debe ser declarada en la lista de ingredientes de los productos alimentarios, por lo que resulta más fácil saber si un producto contiene o no este colorante.

Preguntas frecuentes:

¿La tartrazina es dañina para todos?

La tartrazina puede ser dañina para personas sensibles y aquellas con determinadas condiciones de salud, como el asma. En personas que no son sensibles, el consumo moderado de tartrazina no debería ser un problema grave.

¿Cómo puedo saber si soy alérgico a la tartrazina?

Si sospechas que eres alérgico a la tartrazina, lo mejor es que consultes con un médico alergólogo. Él puede realizar una prueba de alergia, en la que se expone la piel a pequeñas cantidades de la sustancia. Esto puede ayudar a determinar si la tartrazina es la causa de tus síntomas.

¿Es seguro el consumo de tartrazina en pequeñas cantidades?

El consumo moderado de tartrazina no debería ser causa de preocupación. La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado la tartrazina para su uso en alimentos en concentraciones de hasta el 0,1 por ciento.

¿La tartrazina es adictiva?

No, la tartrazina no es adictiva.

Más contenido interesante: