¿Qué es un narrador equisciente? Ejemplos.

El arte de contar historias y transmitir emociones es un trabajo que requiere conocer a fondo los recursos que se tienen disponibles a la hora de crear un relato. Uno de esos recursos más complejos pero también más interesantes es el narrador equisciente. Este tipo de narrador suele ser muy valorado en la literatura contemporánea y hemos decidido profundizar en él para desgranar en qué consiste, qué lo hace especial y cómo se ejemplifica en la narrativa.

¿Qué es un narrador equisciente?

El narrador equisciente se presenta en la literatura como aquel que cuenta la historia en tercera persona pero que solo conoce los pensamientos, ideas y sentimiento de uno de los personajes de la historia y del resto apenas sabe lo que ve o lo que le contaron.

Características del narrador equisciente

  • Solo conoce los pensamientos, sentimientos y motivaciones de uno de los personajes de la historia.
  • Brinda un relato con múltiples ángulos.
  • No pone en duda la credibilidad del relato.

Tipo de narradores

Antes de profundizar en el narrador equisciente, es importante conocer los diferentes tipos de narradores que existen:

Narrador protagonista

Este tipo de narrador participa como personaje principal de la acción y nos lo cuenta desde su punto de vista.

Narrador testigo

En este caso, el narrador suele tener un papel indirecto. Relata una historia pero no es la suya.

Monólogo interior

Consiste en la expresión escrita del flujo de pensamientos de un personaje.

Narrador omnisciente

Este tipo de narrador lo sabe y lo ve todo. Cuenta la historia desde un punto de vista más objetivo y puede conocer los pensamientos y sentimientos de los personajes.

Ejemplos de narrador equisciente

Hay muchos ejemplos de novelas y cuentos que utilizan el narrador equisciente. Uno de los ejemplos más recurrentes es el de la novela «Lo que el viento se llevó» de Margaret Mitchell. Aquí, el narrador adopta el punto de vista de Scarlett O’Hara, pero solo controla su conocimiento de los demás. El narrador desconoce los pensamientos, sentimientos y motivaciones de los demás personajes.

Otro ejemplo de narrador equisciente sería «El Guardián entre el Centeno», de J.D. Salinger. En este caso, el narrador, Holden Caulfield, solo cuenta su parte de la historia, y no sabe nada más que lo que le dicen los demás personajes.

Preguntas frecuentes

¿La narrativa con narrador equisciente puede ser confusa?

No necesariamente, la narrativa con un narrador equisciente siempre tiene el objetivo de contar la historia de la forma más efectiva y clara posible. El narrador debe lograr trabajar con intriga e involucrar al lector en la historia, brindando solo la información necesaria

¿Qué ventajas tiene el uso de un narrador equisciente?

El uso de un narrador equisciente permite al escritor contar una historia desde un lugar específico,dando al lector distintos ángulos sobre los hechos que suceden durante la historia, sin poner en duda su credibilidad.

¿Es difícil escribir una historia con un narrador equisciente?

Definitivamente, es una tarea que requiere de una gran cantidad de trabajo y dedicación. El escritor debe tener una gran capacidad para crear personajes, conocerlos profundamente y saber cuáles son los aspectos más importantes de su personalidad que desea destacar en la historia. Además, deberá conseguir que el personaje protagonista sea el que transmita esa emoción y sentido a la historia, y que el narrador solo lo cuente.

El narrador equisciente es una técnica narrativa avanzada que permite al escritor contar historias que dejan huella en el lector. Los escritores deben tener la habilidad de crear historias interesantes y efectivas que puedan adaptarse al uso de este tipo de narrador. Con la práctica y el tiempo, cualquier escritor puede dominar la técnica del narrador equisciente y crear historias impactantes utilizando este estilo de narración.

Más contenido interesante: