¿Qué es y cómo se hace un control de lectura?

Un control de lectura es un trabajo que se realiza en casa y se entrega al finalizar una unidad. El objetivo es analizar y reflexionar sobre el contenido de una obra literaria, artículo o película asignada por el profesor. El control de lectura suele incluir una prueba o una tarea específica que se relaciona con la obra en cuestión.

¿Qué es una guía de lectura?

Una guía de lectura es un recurso que tiene como objetivo recomendar lecturas sobre un tema en particular o aconsejar una obra para un momento específico del año. A través de una guía de lectura, es posible conocer el fondo de una biblioteca relacionado con un tema en concreto.

¿Cómo se debe iniciar un reporte de lectura?

Si bien los reportes de lectura no suelen tener una introducción o conclusión formal, es recomendable comenzar con un párrafo inicial que introduzca al autor y la obra, así como el contexto en que fue escrita. Al final, se puede incluir un párrafo de conclusión personal que muestre la opinión del lector sobre la obra.

¿Qué es una guía contextualizada?

Las guías de lectura contextualizadas son una herramienta didáctica y estratégica que permiten al maestro desarrollar habilidades lingüísticas de forma integral y dinámica. Una guía contextualizada tiene como objetivo enseñar al alumno a analizar una obra literaria desde distintas perspectivas y contextos.

¿Qué debe contener un control de lectura?

  • Presentación de la obra y su autor.
  • Síntesis o resumen del contenido.
  • Contexto histórico o historiográfico.
  • Valoración fundamentada de las principales propuestas o aportaciones de la obra.
  • Una prueba o tarea específica que se relacione con la obra.

¿Cómo responder un control de lectura?

Para responder un control de lectura, es recomendable resaltar las palabras clave del enunciado y organizar los principales párrafos a partir de ellas. Es importante leer atentamente las preguntas o problemáticas planteadas y mantener la coherencia en las respuestas. Además, es recomendable tener en cuenta algunos consejos prácticos, como:

  • Leer atentamente la obra antes de hacer el control de lectura.
  • Tomar apuntes y subrayar las partes más relevantes.
  • Elaborar un esquema o resumen antes de escribir el control de lectura.
  • Explicar todo con claridad y coherencia.

Más contenido interesante: