¿Qué pasa cuando el oro se pone negro?

El oro es uno de los metales preciosos más valorados en todo el mundo, gracias a su apreciado brillo y su particular tonalidad amarilla. Sin embargo, uno de los mayores inconvenientes de este material es que, en algunas ocasiones, puede presentar manchas y cambios de color inesperados, lo que puede generar preocupación en sus propietarios.

Las causas del oscurecimiento del oro

Existen diversas razones por las que el oro puede adquirir un color negro o azulado, aunque las más frecuentes suelen estar relacionadas con la acumulación de suciedad, la oxidación o el contacto con otros materiales.

La suciedad y el polvo, por ejemplo, pueden afectar la superficie del oro, lo que le dará un aspecto oscuro y mate. Por otro lado, el contacto con materiales como la plata, el cobre o el hierro, puede generar reacciones químicas que afecten el brillo del oro.

Finalmente, la humedad y el aire también pueden generar procesos de oxidación en la superficie del oro, lo que producirá una capa oscura en la superficie del metal.

¿Cómo eliminar las manchas oscuras del oro?

Si el oro ha perdido su brillo y presenta manchas negras, es posible recuperar su apariencia original con algunos métodos sencillos, como:

  • Limpiar el oro con agua tibia y jabón suave, usando un cepillo de dientes suave para retirar la suciedad superficial.
  • Frotar suavemente la zona afectada con un paño suave y limpio, humedecido con un poco de alcohol isopropílico.
  • Sumergir la pieza de oro en una solución de agua y bicarbonato de sodio durante unos minutos, y después frotar suavemente con un paño suave.
  • Llevar la pieza a un joyero profesional para que realice una limpieza especializada y elimine las manchas de la superficie.

¿Cómo prevenir la aparición de manchas en el oro?

Para evitar este tipo de problemas en el oro, es importante tomar algunas precauciones, como:

  • Evitar el contacto con otros materiales, como la plata o el cobre.
  • Limpiar y secar el oro después de cada uso, para evitar la acumulación de suciedad y humedad en la superficie.
  • Almacenar las piezas de oro en un lugar seco y libre de polvo.
  • No utilizar productos de limpieza abrasivos o químicos que puedan dañar la superficie del oro.

Preguntas frecuentes sobre el oro

¿Cómo saber si una pieza es de oro?

Para determinar la pureza del oro, es necesario realizar algunos cálculos y mediciones. Una de las formas más sencillas de hacerlo es mediante la densidad de la pieza, que se puede obtener midiendo su masa y su volumen desplazado en agua. Si la densidad se aproxima a 19, se tratará de una pieza de oro de 24 quilates.

¿Cómo saber si es oro de 18 o 24 quilates?

La diferencia entre estas dos aleaciones se encuentra en la cantidad de oro puro que contienen. Una pieza de oro de 24 quilates está compuesta solamente de oro puro, mientras que la de 18 quilates cuenta con un 25% de otros metales. Para determinar la pureza de una pieza, se puede consultar la marca que indica la ley del oro en la fabricación.

¿Cómo puedo saber si una joya es auténtica de oro?

Antes de comprar una joya o pieza de oro, es importante verificar su autenticidad. En general, se recomienda acudir a un joyero de confianza y solicitar un certificado de autenticidad. Sin embargo, también es posible realizar algunas pruebas caseras para comprobar la autenticidad, como la prueba magnética o la prueba de la marca de ley.

¿Qué otros materiales pueden afectar la apariencia del oro?

Además de la plata, el cobre y el hierro, existen otros materiales que pueden afectar la apariencia del oro. Por ejemplo, los productos químicos como el cloro o los perfumes pueden generar reacciones químicas en la superficie de la pieza, lo que afectará su brillo y tonalidad original. Por eso, se recomienda evitar el contacto con este tipo de materiales y aplicar las fragancias antes de colocarse las joyas de oro.

Más contenido interesante: