¿Qué significa la palabra ‘remisión’ en la Biblia?

En la Biblia, la palabra «remisión» aparece con frecuencia y se utiliza para describir el perdón de los pecados. Es importante entender su significado y su contexto para comprender completamente la enseñanza bíblica sobre la salvación y la redención. En este artículo, profundizaremos en la palabra «remisión» y descubriremos su significado en la Biblia.

¿Qué significa la palabra «remisión» en la Biblia?

La palabra «remisión» se utiliza en la Biblia para describir el perdón de los pecados. Se traduce como «remisión» en las versiones RV y RVR, y como «perdón» en otras versiones como la NVI. La palabra deriva del latín «remissio», que significa «liberación» o «perdón». En la época bíblica, los pecados se consideraban deudas que debían ser pagadas. La remisión es el acto de liberar a alguien de la deuda pendiente, ofreciendo un perdón completo sin condiciones.

Historia de la remisión en la Biblia

La idea de la remisión se encuentra a lo largo de toda la Biblia. En el Antiguo Testamento, la remisión se relaciona con el perdón de los pecados y se menciona en varias ocasiones, como en Levítico 25:9: «Luego, en el Día de la Expiación, harás sonar la trompeta por toda tu tierra. Este será un año de jubileo para ustedes, y cada uno de ustedes volverá a su propiedad y a su familia». La remisión también se menciona en el Nuevo Testamento en el contexto del perdón de los pecados y la salvación, como en Marcos 1:4: «Y Juan el Bautista apareció en el desierto predicando un bautismo de arrepentimiento para la remisión de los pecados».

La fuente de la remisión: la sangre de Cristo

En la enseñanza cristiana, la fuente de la remisión es la sangre de Cristo. Jesucristo, el Hijo de Dios, murió en la cruz para pagar la deuda de pecado de la humanidad y ofrecer la remisión gratuita y completa a todos los que creen en Él. Como se describe en Hebreos 9:22: «De hecho, según la ley, casi todo se purifica con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón». La muerte de Cristo en la cruz es la única fuente de la remisión de los pecados y la única forma de reconciliación con Dios.

Preguntas frecuentes sobre la remisión en la Biblia

¿Cómo puedo obtener la remisión de los pecados?

La remisión de los pecados se obtiene a través de la fe en Jesucristo y su obra en la cruz. Como se describe en Romanos 10:9: «Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo». La remisión es un regalo gratuito de Dios, no puede ser recibido a través de obras o méritos propios. Solo se puede obtener a través de la fe en Cristo y su obra en la cruz.

¿Es la remisión lo mismo que el perdón?

Sí, en la Biblia, la remisión y el perdón son términos intercambiables que se utilizan para describir la liberación de los pecados. La remisión es un acto de perdón completo y gratuito que cancela la deuda del pecado.

¿Pueden los pecados ser perdonados sin remisión?

No, según la enseñanza bíblica, los pecados solo pueden ser perdonados a través de la remisión. En Hebreos 9:22 se menciona que «sin derramamiento de sangre no hay perdón». La remisión es necesaria para la salvación y la reconciliación con Dios.

La remisión es una palabra importante en la Biblia que describe el perdón completo y gratuito de los pecados ofrecido por Dios a través de la fe en Jesucristo. Es fundamental comprender el significado y el contexto de la remisión para entender completamente la enseñanza bíblica sobre la salvación y la redención. A través de la sangre de Cristo en la cruz, se nos ofrece la oportunidad de recibir la remisión y la reconciliación con Dios.

Más contenido interesante: