¿Qué pasa después de la transferencia del embrión?

En la búsqueda de la fertilidad, muchos son los tratamientos que se utilizan actualmente para conseguir que un embrión se implante correctamente en el útero de la mujer. Sin embargo, es normal que surjan dudas acerca del proceso después de la transferencia del embrión. A continuación, responderemos las preguntas más frecuentes y resolveremos todas las dudas que puedan surgir.

¿Qué sucede después de la transferencia del embrión?

Síntomas habituales después de la transferencia

Después de la transferencia embrionaria, es normal que la mujer experimente algunos síntomas. Entre ellos, están los siguientes:

  • Mareos
  • Pinchazos
  • Cólicos
  • Dolor en la zona abdominal y lumbar

Estas molestias se deben en su mayoría a la propia estimulación ovárica que ha seguido la mujer, especialmente en los casos de fecundación in vitro con óvulos propios.

Síntomas que indican la implantación del embrión

La implantación del embrión en el útero puede generar algunos síntomas, como los siguientes:

  • Sangrado de implantación
  • Dolor de implantación
  • Molestias mamarias
  • Hinchazón de los senos (especialmente de la areola y el pezón)
  • Dolor en la zona lumbar
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Acidez de estómago
  • Ganas frecuentes de orinar
  • Somnolencia
  • Cansancio

La implantación del Blasto de 5 días FIV

Cuando se hace la transferencia embrionaria a los 2 ó 3 días tras la recuperación de ovocitos, el embrión continúa su división celular dentro del útero y no se implanta hasta 2 ó 4 días después. La implantación se produce cuando el embrión está en el estadio de blastocisto, unos 5 a 6 días tras su formación.

¿Cuándo se implanta el embrión después de la transferencia?

Si fueron transferidos en Día 2 (48 horas): la implantación, de lograrse, sería aproximadamente entre los 3-5 días posteriores a la transferencia embrionaria. Si fueron transferidos en Día 3 (72 horas): la implantación, de lograrse, sería aproximadamente entre los 2-4 días posteriores a la transferencia embrionaria.

Síntomas después de la transferencia embrionaria

Después de la transferencia embrionaria, también pueden aparecer algunos síntomas que indiquen un posible embarazo, como los siguientes:

  • Flujo vaginal abundante
  • Pequeños sangrados
  • Cambios en los senos
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Orinar frecuentemente
  • Ausencia de la menstruación
  • Pinchazos
  • Mareos
  • Dolor en la zona abdominal y lumbar

Consejos antes de la transferencia de embriones

Para garantizar el éxito de la transferencia embrionaria, hay algunos consejos a tener en cuenta antes del procedimiento:

  • Intentar estar positivos/as
  • Alimentarse bien, sano y equilibrado
  • Relajarse y disfrutar
  • Acudir con la vejiga llena o medio llena, dependiendo de las instrucciones

Preguntas frecuentes

¿Es normal sentir dolor o molestias después de la transferencia embrionaria?

Sí, es normal experimentar algunas molestias después de la transferencia embrionaria. La mayoría de las veces, se deben a la propia estimulación ovárica que ha seguido la mujer.

¿Cuándo se produce la implantación del embrión?

La implantación del embrión en el útero puede variar según el momento de la transferencia, pero suele producirse entre 2 y 6 días después.

¿Qué síntomas indican la implantación del embrión?

Los síntomas que pueden aparecer después de la implantación embrionaria son diversos, pero los más comunes incluyen el sangrado de implantación, el dolor de implantación, las molestias mamarias, la hinchazón de los senos, entre otros.

¿Cómo debo prepararme antes de la transferencia de embriones?

Es fundamental seguir una alimentación saludable, evitar el estrés, estar positivos y acudir a la clínica con la vejiga llena o medio llena según las instrucciones. También es importante seguir las recomendaciones médicas específicas para cada caso.

¿Cuánto tiempo hay que esperar para saber si la transferencia embrionaria ha funcionado?

Es recomendable esperar al menos 14 días después de la transferencia embrionaria para realizar una prueba de embarazo, aunque el resultado puede variar dependiendo de cada caso.

Más contenido interesante: