¿Cuál es mejor: las vitaminas inyectadas o tomadas?

Las vitaminas son sustancias esenciales para el cuerpo humano que colaboran en una amplia variedad de procesos biológicos. Estas sustancias no son producidas por el cuerpo, por lo que deben ser obtenidas a través de la alimentación o la suplementación.

Vitaminas inyectadas vs. vitaminas tomadas

Existe una amplia variedad de suplementos vitamínicos disponibles en el mercado, y una de las discusiones más comunes suele ser si es mejor tomar vitaminas o inyectarlas.

En general, las vitaminas orales son la mejor opción para la mayoría de las personas. Se ha demostrado que la administración de la vitamina B12 oral es más efectiva que la administración intramuscular a mediano plazo en el volumen sérico de cobalamina en pacientes con déficit de vitamina B12.

Además, las vitaminas orales ofrecen una mayor comodidad para su administración, ya que no requieren de la intervención de un profesional para su aplicación. Por otro lado, las vitaminas inyectadas pueden ser recetadas por un médico o profesional de la salud en casos específicos, como por ejemplo en personas con anemia perniciosa o con afecciones genéticas que bloquean la absorción de esta vitamina.

Beneficios de las vitaminas

Las vitaminas son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano y colaboran en diversos procesos biológicos, incluyendo la producción de energía, el sistema inmunológico y el desarrollo celular, entre otros.

Las vitaminas del complejo B, en particular, son importantes para el mantenimiento del sistema nervioso central y colaboran en la producción de ciertas sustancias químicas del cerebro que afectan el estado de ánimo.

Además, las vitaminas son importantes para la salud ósea, la piel, el cabello y las uñas, así como para el correcto funcionamiento del sistema cardiovascular.

Cuándo tomar vitaminas

En cuanto al momento del día en que es mejor tomar vitaminas, lo recomendable es hacerlo por la mañana, a la hora de desayunar, junto con los alimentos. El cuerpo necesita energía después del ayuno que se hace por la noche y por carecer de los nutrientes que requiere diariamente.

¿Quién necesita suplementos vitamínicos?

En general, una dieta equilibrada y variada puede proporcionar las vitaminas necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo humano. Sin embargo, existen ciertos grupos de personas que pueden requerir de suplementos vitamínicos, como los adultos mayores, las mujeres embarazadas o en período de lactancia, las personas con ciertas afecciones médicas o aquellos que siguen dietas vegetarianas o veganas.

Preguntas Frecuentes

¿Qué sucede si se toman vitaminas en exceso?

Al igual que con cualquier suplemento, es posible tomar vitaminas en exceso, lo que puede provocar efectos secundarios negativos. Por ejemplo, altas dosis de vitamina C pueden provocar náuseas, diarrea o calambres estomacales, mientras que altas dosis de vitamina A pueden ser tóxicas para el cuerpo. Es importante seguir las recomendaciones de dosificación indicadas en el envase de cada suplemento y en caso de duda, consultar con un médico.

¿Es seguro tomar vitaminas junto con medicamentos?

En general, es posible tomar vitaminas junto con medicamentos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas vitaminas pueden interactuar con ciertos medicamentos y afectar su eficacia o provocar efectos secundarios. Siempre es recomendable consultar con un médico o profesional de la salud previamente.

¿Suplementos vitamínicos o alimentos?

Los suplementos vitamínicos no deberían ser utilizados como sustitutos de una alimentación saludable y equilibrada. Siempre es preferible obtener los nutrientes necesarios a través de los alimentos. En caso de ser necesario, los suplementos vitamínicos pueden ser una opción complementaria.

En conclusión, las vitaminas son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo humano y se pueden obtener a través de una alimentación saludable y equilibrada o de suplementos vitamínicos en casos específicos. En general, las vitaminas orales son la mejor opción para la mayoría de las personas y es recomendable tomarlas por la mañana junto con los alimentos.

Más contenido interesante: