¿Qué es la nulidad relativa? Ejemplos.

La nulidad relativa es una figura legal que se utiliza en el ámbito del derecho civil para referirse a los actos jurídicos que han sido realizados sin cumplir con algún requisito legal. En este caso, la nulidad no surge de la naturaleza del acto en sí mismo, sino del defecto en su ejecución. Es decir, el acto no es nulo por su propia naturaleza, sino por la forma en la que se llevó a cabo. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la nulidad relativa, sus diferencias con la nulidad absoluta y algunos ejemplos para comprender mejor esta figura legal.

¿Qué es la nulidad?

Antes de hablar específicamente de la nulidad relativa, es importante conocer el concepto general de la nulidad en el derecho civil. La nulidad es una sanción legal que se aplica a los actos jurídicos que no cumplen con los requisitos legales necesarios. En otras palabras, los actos que son nulos no producen efectos jurídicos como si nunca hubieran sucedido.

Diferencias entre la nulidad relativa y la nulidad absoluta

La diferencia principal entre la nulidad relativa y la nulidad absoluta está en la forma en que se pueden subsanar los errores en la ejecución del acto jurídico. Mientras que la nulidad absoluta no puede ser subsanada por la voluntad de las partes, la nulidad relativa sí puede ser subsanada por acuerdo entre ellas.

Nulidad absoluta

La nulidad absoluta es aquella que se produce cuando el acto jurídico realizado está en contra de una norma de orden público. En estos casos, no es posible corregir el defecto del acto y este será nulo de forma permanente. Además, la nulidad absoluta debe ser declarada de oficio por el juez, que reconoce la falta de cumplimiento de la ley y anula el acto.

Nulidad relativa

Por otro lado, la nulidad relativa es aquella que se produce cuando el acto no cumple con un requisito legal, pero este requisito no es de orden público. Es decir, la ley no exige que el acto sea nulo de forma permanente, sino que permite que las partes lo subsanen por acuerdo mutuo. En este caso, la nulidad no es declarada de oficio por el juez, sino que puede ser instada por alguna de las partes.

Ejemplos de nulidad relativa

Para comprender mejor el concepto de nulidad relativa, a continuación te presentamos algunos ejemplos:

  • Un contrato de compraventa en el que una de las partes es menor de edad y no cuenta con la autorización legal necesaria. En este caso, el contrato es nulo de forma relativa porque el requisito que no se cumple no es de orden público y puede ser subsanado por la autorización legal.
  • Un contrato de arrendamiento que no se realiza por escrito, como exige la ley. En este caso, el contrato es nulo de forma relativa, ya que el requisito de la forma escrita no es de orden público y puede ser subsanado por la redacción de un contrato escrito.
  • Un contrato de sociedad en el que se omite la designación del administrador en los estatutos. En este caso, el contrato es nulo de forma relativa, ya que puede ser subsanado por la designación del administrador.

¿Cómo se subsana la nulidad relativa?

Como hemos explicado anteriormente, la nulidad relativa puede ser subsanada por acuerdo mutuo de las partes. En este caso, las partes involucradas en el acto deben estar de acuerdo en subsanar el error y cumplir con el requisito legal que no se ha cumplido.

En algunos casos, la ley establece un plazo para subsanar la nulidad relativa. Si este plazo vence sin que las partes hayan subsanado el error, la nulidad se convertirá en absoluta y no podrá ser subsanada por ningún medio.

Preguntas frecuentes sobre la nulidad relativa

¿Si un acto es declarado nulo relativamente, puede ser considerado válido en algún caso?

Si un acto es declarado nulo relativamente, solo será válido si se subsana el error que lo causó. En caso contrario, el acto seguirá siendo nulo y no producirá efectos jurídicos.

¿Puede el juez declarar la nulidad relativa de oficio?

No, el juez no puede declarar la nulidad relativa de oficio. En este caso, la nulidad debe ser solicitada por alguna de las partes involucradas en el acto.

¿Se puede anular un acto nulo relativamente si ya ha transcurrido mucho tiempo?

Sí, un acto nulo relativamente puede ser anulado en cualquier momento, siempre y cuando no haya sido subsanado por las partes involucradas en el acto.

En conclusión, la nulidad relativa es una figura legal que se utiliza en el ámbito del derecho civil para referirse a los actos jurídicos que han sido realizados sin cumplir con algún requisito legal. A diferencia de la nulidad absoluta, la nulidad relativa puede ser subsanada por acuerdo mutuo de las partes. Es importante tener en cuenta que la nulidad relativa solo puede ser subsanada dentro del plazo establecido por la ley y que, si este plazo vence sin que las partes hayan subsanado el error, la nulidad se convertirá en absoluta.

Más contenido interesante: